Héroes

Héroes

Hay héroes que se cansan de vivir la misma historia
una y otra vez:
levantarse en la mañana,
beber café,
hacer una merienda
mientras ven la tevé.
Qué habrá mal en el mundo hoy,
a quién tenemos que salvar.

Hay héroes que se bañan
con el agua fría,
que se cortan con el rasurador.
Héroes que van y vienen por la calle
y que les toca ir de pie
en el microbús.
De esos héroes son los que nos hacen falta,
de ésos que más ama la gente común.
Héroes sin poderes,
héroes que les duele,
héroes de verdad.

Y estos mismos son los que levantan piedras,
los que construyen los castillos
que jamás ocuparán,
los que hacen el camino
que muchos pies están por recorrer.
Son también los que borran las nubes
en el día
y los que en la noche
pintan las estrellas.

Así son unos héroes,
los que diario salvan mundos
que a nadie más importan.
Extraños con defectos
que otros ven como virtud.
Son cobardes que sólo se atreven
a dar la cara
cuando más cobardes las esconden.
Cobardes que ya no quieren decidir,
que se cansaron de decir que sí.
Héroes nada más.
Como cualquier extraño día
en el que nada más sucede,
sino el mismo viento triste
que es tormenta tropical.

Hay héroes que llegan a la casa
por las noches
y sólo quieren descansar.
Héroes que deben preparar la cena,
que sólo quieren abrir la cama
y lanzarse al cielo a soñar.
Hombres que no valen la pena,
pero que son muy difíciles de encontrar.

17/03/2013

Un comentario en «Héroes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*